C / Marconi Nave 7. Pol. Ind. Salelles , Barcelona, España
+34 93 873 81 35

El ozono permite un aprovechamiento total de subproductos en la industria vitivinícola.

El agua ozonizada en los procesos de limpieza en industria vitivinícola, han permitido en algunos casos un reaprovechamiento del agua de hasta el 90%.

También el agua ozonizada se utiliza en el lavado del pellejo de la uva, para que esta pueda ser aprovechada en la producción de cosméticos.

El agua ozonizada permite la eliminación total de detergentes en el lavado de botillería, con la ventaja adicional de no dejar biofilms en las botellas, a la vez permite eliminar enjuagues contribuyendo a la reducción de consumo de agua.

 

En los procesos de limpieza, el agua ozonizada permite la eliminación de suciedades como los taninos, sin necesidad de utilizar productos oxidantes, tipo peróxido o similares.

La aplicación tópica por atomización sobre la planta evita el uso de pesticidas.

El agua ozonizada se considera un mejor recurso para la limpieza de las tinas de fermentación.

Hay otras técnicas que aunque no estén basadas en ozono, permiten un reaprovechamiento total en la producción vitivinícola como puede ser la protección con nanotecnología de las tinas de fermentación para facilitar la producción de sal de vino..

También las pepitas de la uva pueden aprovecharse para fabricar taninos vegetales para curtido de la piel, lo que mejora sensiblemente su solidez.

Solo hemos hablado de las ventajas del agua ozonizada en otro artículo hablaremos de las aplicaciones del ozono gas, en la industria vitivinícola.

 

Leave a comment